¿Qué podemos aprender de Jorge Luis Pinto en el área de inteligencia de negocios?

¿Qué podemos aprender de Jorge Luis Pinto en el área de inteligencia de negocios?

La Sele no sólo dio una lección de lucha y corazón, el profe Pinto también nos deja muy claro la importancia de la planificación y la estrategia. Para nadie es ajena la sorpresa que dio la Selección Costarricense de Fútbol en la Copa Mundial Brasil 2014. No sólo para el área, Costa Rica estuvo en boca de todos al dar el mejor desempeño de su historia en este campeonato. Había mucha presión por clasificar al Mundial, además La Sele era la “Cenicienta” del grupo de la muerte, hubo lesiones serias muy cerca de empezar; en fin, las adversidades estaban surgiendo conforme se acercaba la competencia. Pero, ¿qué cambió? La estrategia. El señor Pinto es un estratega, pero ante todo, un estudioso. Él se dedica meticulosamente a estudiar equipos, jugadores y estadísticas. Incluso se mostró muy preocupado cuando perdió su cuaderno de notas con contactos de “hombres de fútbol” y conferencias de prensa. Es una persona que estudia a sus jugadores, pero también dedica buena parte de su tiempo estudiando a su rival. Según él mismo, llevaba 20 años estudiando a la selección italiana y estaba confiado de sacar un buen resultado. Al igual que el Profe, una estrategia basada en información sobre el ambiente, las variables en juego, fortalezas y debilidades puede ser decisiva a la hora de competir, más cuando se enfrentan todos los obstáculos que conlleva destacar en una situación tan competitiva.

La importancia de una estrategia basada en información.

Cuando se desarrolla una metodología para alcanzar uno o más objetivos establecidos, se debe tomar en cuenta que no se trata de una receta sacada de un libro de texto, ni de un procedimiento en que los resultados salten a la vista a corto plazo. Es un proceso de prueba y error, de mucho estudio y paciencia. Se deben tomar en cuenta tantas variantes como sea posible y además toma una cuota considerable de riesgo para que ésta rinda sus frutos. A la hora de tomar decisiones, es importante tener bases sólidas y factuales que permitan disminuir el margen de intuición errónea en aspectos triviales para concentrar la experiencia en tareas más importantes. Por ejemplo, ya al saber quiénes son los posibles competidores, permite establecer una visión más clara de lo que se debe hacer para triunfar sobre el rival. Otros beneficios de una estrategia basada en información son: 1) Permite reconocer oportunidades y amenazas del ambiente, para planificar el impacto positivo o negativo de las mismas en el plan a ejecutar. 2) Da la oportunidad de focalizar esfuerzos en sectores específicos. No se necesita saber todas las variables en juego ni todos los rivales a vencer, solamente los que afectan al conjunto en sí. 3) Cada partido es diferente y como en los negocios, lo único constante es el cambio. La metodología debe tomar en cuenta este factor, se debe estar preparado para cualquier eventualidad. Se pueden sacar conclusiones muy interesantes a partir de datos históricos y pronósticos que permitan prevenir muchos contratiempos a la hora de ejecutar y modificar el plan estratégico para adaptarse a los cambios del entorno. 4) Permite comunicar la metodología de una manera más clara y concisa, más que intuición, si la estrategia la respalda información de diferentes fuentes, cifras y métricas que agreguen credibilidad a los pasos a seguir, será más fácil obtener el aval de las partes involucradas y añadirá una cuota de confianza al proyecto. Esto brinda una clara muestra de que nunca es tarde para replantear la estrategia de negocios, buscar puntos de mejora y oportunidades, con la información adecuada puede llevar a una mejor toma de decisiones, un monitoreo del negocio y de su ambiente más preciso y cuantificar los éxitos o las pérdidas; así como lo hizo el Profe Pinto. Eladio Montero